miércoles, 21 de enero de 2009

La Política: el Poder y la Legitimidad

Este es un resumen del primer capítulo del Manual de Ciencia Política de Rafael del Águila publicado el 1997 en Madrid por Trotta.

La Política

La política es la actividad a través de la cual los grupos humanos toman decisiones colectivas. Aunque la política es una actividad que subyace y excede el marco estatal, será el Estado el que ocupe el lugar central de la actividad política. Existen dos comprensiones de esta actividad:

A) Cooperativa: afirma que la política es la actividad que nos convierte en seres humanos al hacernos usar la palabra y la persuasión en la deliberación común de lo que a todos afecta. Esta visión busca el acuerdo y el consenso.

B) Conflictiva: afirma que la política es una actividad conflictiva. transgresora, cuando no directamente inmoral. Se basa en el conflicto entre personas, grupos, intereses, cosmovisiones, y en la contraposición de éstos. Ésta es la visión que convierte a la Ciencia Política en la Ciencia del Poder.

El Poder

El poder es fruto de una relación en que unos mandan y otros obedecen. Está ligado a las ideas, creencias y valores que permiten la obtención de esta obediencia y dotan de autoridad y legitimidad al que manda. Este conjunto de legitimador, que es el componente principal del poder, va acompañado de la violencia y su ejercicio. La distribución, concentración y ordenación del poder no vienen dadas sólo por los textos legales, sino también por otros componentes.

Teorías estratégicas del Poder

El poder es un fruto de una relación de acciones entre unos que mandan y otros que obedecen. Estas acciones son teleológicas, y se caracterizan porque el actor define el fin que le interesa alcanzar, y porque combina e instrumenta medios necesarios y eficientes para alcanzar este fin.
La acción teleológica es social, y por lo tanto requiere de la incidencia de la voluntad y el comportamiento de los demás actores, que el actor principal consigue a través de la amenaza y la persuasión, por tal de garantizar su éxito.
El poder es, pues, la capacidad o posibilidad de obtener obediencia dadas unas resistencias determinadas. Haty tres enfoques para estas relaciones de poder:

1) Unidimensional: aquel en que A hace a B hacer algo que de otro modo no haría. Existe una oposición real y directa de intereses (ya que sino no hay poder), y por tanto A obtiene éxito y es poderoso, y B obtiene fracaso y es obediente.

2) Bidimensional: que además analiza cualquier control efectivo de A sobre B. Es decir que a parte del conflicto explícito entre A y B, entran en juego los implícitos. Entendemos por contol efectivo la capacidad de decidir por ejemplo que es un conflicto y que no lo es.

3) Tridimensional: que afirma que más allá de intereses explícitos e implícitos existen intereses reales. Es decir que dos partes pueden estar de acuerdo explícita e implícitamente en la solución a un problema determinado, pero pueden tener intereses reales muy dispares.

La Autoridad

La Autoridad es el ejercicio institucionalizado del poder. Es decir, siguiendo la dicotomia poder-obediencia, la estabilización en las relaciones sociales de determinados roles. Así pues la autoridad es el poder encarnado en una persona que lo ejerce. La autoridad implica los siguientes supuestos: una relación de subor-supraordinación entre dos individuos o grupos, la expectativa del grupo supraordinado de controlar al grupo subordinado, la vinculación de esta expectativa a posiciones sociales relativamente independientes del carácter de sus ocupantes, la limitación de la obediencia a un contenido específico y la sanción de la desobediencia según un sistema de reglas sociales (jurídicas o extrajurídicas).
La autoridad es la rutinización de la obediencia dad una conexión con un sistema de valores y creencias que la apoyan. Es decir el poder es autoridad cuando se legitima.

La Legitimidad

Legítimo es todo aquello que las personas creen que es legítimo. Así, se obtiene obediencia y por tanto autoridad si el valor o creencia sobre el cual se obtiene es comúnmente aceptado y consensuado por el grupo. Dentro de estos valores que nos ayudaran a distinguir tipos de legitimidad se encuentran:

1) Los valores religioses, que han legitimado a los reyes-Dioses del antiguo Egipto, a los emperadores o reyes de origen divino, o a los gobiernos ordenados por vocación divina.

Weber distingue tres tipos de legitimidad segun los demás valores:

2) Los valores tradicionales, que ponen a la tradición inmemorial y su corrección como fundamento del poder y la autoridad. Es el caso de muchas monarquías.

3) Los valores personales, que sustentan la legitimidad carismática. Ésta apela a las cualidades excepcionales de una persona para mandar o liderar. Sería el caso de hombres como Gandhi o Mussolini.

4) Los valores legales y racionales, que sustentan la legitimidad del mismo bombre, basada en los textos legales y los procedimientos racionales como pilares para fundamentar un poder.

Los tipos de legitimidad weberiana dejan al margen conceptos como la justicia o el beneficio para el interés común de los implicados a la hora de habalar legitimidad. Para salir de estos errores, veremos una visión alternativa del poder y la legitimidad.

Poder y legitimidad democráticas

El fundamento de este sistema político es la acción comunicativa o concertada. Ésta se emprende sin ser medios para obtener unos fines distintos, es decir no son estratégicas o teleológicas. La acción comunicativa tiene por fin, elaborar mediante deliberación conjunta una voluntad común producto de la razón, que ofrece soluciones comunes a un problema determinado.
El poder relativo a esta acción es la capacidad humana de actuar concertadamente, en grupo. El poder de alguien se sostiene pues en un grupo, que si retira su consentimiento acaba con el poder y sus instituciones. Se trata de un poder consensual, alejado de la relación mandato-obediencia, de la coerción, el conflicto y el dominio. Al ser la condición que permite a un pueblo actuar conjuntamente, el poder pasa de ser un medio a ser un fin en si mismo. El poder pasa de ser la voluntad de uno, a ser la voluntad común dirigida al logro de un acuerdo.
Este poder lo regulan leyes acatadas por todo el grupo, que pueden ser transgredidas o cambiadas, pero jamás negada ya que quien lo haga quedará por definición fuera de la comunidad. La dirección de la comunidad pues está pues garantizada por la máxima romana que rezaba los pactos obligan a las partes.

La imposición de una voluntad a otra no es poder, sino violencia. El poder es siempre no-violento, no manipulativo y no coercitivo. Si no es así, no es poder.
La acción teleológica tiende a eliminar la discusión pública y a establecer las bases para la no-política, la violencia y la manipulación, que dominan en los gobernantes.

Ante definiciones tan antagónicas Habermas ha propuesto hacer una distinción entre ejercicio del poder y surgimiento del poder. La relación entre ambos aspectos es evidente. En el ejercicio del poder es importante la acción estratégic, mientras que su surgimiento es importante la acción concertada. Los que obtienen poder dependen de los que lo producen.
La violencia, la comunicación distorsionada y la manipulación hacen sorgir un poder político institucionalizado y alejado de aquellos que lo generan. Pero, ¿cuándo surge el poder deliberadamente y cuando lo hace estratégicamente en detrimento del colectivo?
Para responde esta pregunta Habermas proporciona tres reglas para garantizar el amparo del poder político en un procedimiento deliberativo legítimo:

1) Libertad de las partes, para hablar y exponer sus puntos de vista sin limitación alguna.
2) Igualdad de las partes, para que todas las concepciones tengan el mismo peso en el debate.
3) La imposición del mejor argumento, sin uso de la violencia o la coacción.

Así pues una acción es legítima si es susceptible de ser justificada como tal dentro de un proceso deliberativo, que cumpla la libertad de las partes, la igualdad de las parte y la imposición de la fuerza del mejor argumento, excluyendo así el uso de la violencia y la coacción.

6 comentarios:

cautiva dijo...

Excelente!... me sirvió mucho para mis tareas. GRACIAS x colgar esta info en la red.

Anónimo dijo...

Excelente texto, clarifica muchas partes del primer capítulo.

Anónimo dijo...

Muy buen trabajo!

Anónimo dijo...

muchísimas gracias :) buen resumen

Anónimo dijo...

es un buen trabajo muchas gracias me ha servido de gran ayuda

Anónimo dijo...

Gracias por vuestra informacion esta muy completa !